Para nadie es un secreto que al doblar una película los sonidos provienen de donde menos uno se imagina pero causa más sorpresa cuando se trata de los efectos en una cinta XXX.