Santiago– Tres colegios de Santiago instalaron en sus "salas de salud" dispensadores de preservativos en el marco de un plan para reducir el contagio de enfermedades sexuales y el embarazo adolescente, informaron hoy radioemisoras locales.

La iniciativa pertenece a la Municipalidad de Lo Prado, en el sector poniente de Santiago, y contempla la venta de condones a cien pesos chilenos la unidad, unos 20 centavos de dólar, en tres establecimientos de Educación Media.

El plan se enmarca en un programa piloto del municipio y el Departamento de Enfermedades de Transmisión Sexual del Ministerio de Salud para recudir los contagios de VIH y el embarazo adolescente.

Una evaluación de las autoridades determinó que, si bien los jóvenes pueden conseguir preservativos gratis en los consultorios de salud, existen trabas como la petición de hora de atención y el hecho que son atendidos por profesionales a quienes sienten "lejanos".

El programa implementado en los tres colegios, que tienen un total de mil 200 alumnos, también contempla el trabajo de una matrona, un psicólogo y un orientador con los jóvenes en materia de educación sexual.