Los padres de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayot-zinapa desaparecidos hace 27 meses tomaron ayer por tres horas con 12 minutos las cuatro casetas de la autopista México-Cuernavaca, y en ese lapso dejaron pasar a los automovilistas y transportistas con previo pago solidario.

De las 10:23 de la mañana a las 13:35 horas permaneció la toma de casetas.

Cientos de automovilistas, motociclistas, camioneros y transportistas apoyaron solidariamente la Caravana por la Memoria y la Esperanza. En bolsas backpack, mochilas y botes depositaban los donativos; esto es, en lugar de pagar los 74 pesos que cuesta el peaje, depositaban monedas de 10 pesos, billetes de 20, 50 y hasta de 100 pesos.


Descarga nuestra Aplicación móvil