Transportistas, organizaciones campesinas y ciudadanos realizaron en al menos siete entidades del país diferentes manifestaciones de descontento por el aumento a las gasolinas que entró en vigor ayer 1 de enero, incluyendo bloqueos carreteros y de autopistas.

En el estado de México la autopista México-Toluca, el acceso a la nueva autopista Lerma-La Marquesa, --conocida como el segundo piso de la México-Toluca—fue cerrado totalmente a la circulación.

En el punto se encuentran elementos de la Policía Federal quienes dialogan con los inconformes para disuadirlos a reabrir completamente el paso por la carretera.

Asimismo, más de 50 personas bloquean dos de tres carriles de la carretera México-Toluca, en ambos sentidos, a la altura del kilómetro 44, justo en la entrada hacia el municipio de Ocoyoacac.


Descarga nuestra Aplicación móvil