La cantante Jennifer Lopez acaba de recibir una buena noticia judicial: se le ha concedido una orden de alejamiento contra un hombre que habría estado acosándola y sobre el que pesa un largo historial violento.

El equipo de abogados de la estrella musical presentó los documentos legales el pasado miércoles, 3 de enero, alegando que Timothy McLanahan la siguió desde Los Ángeles a Las Vegas, asistió a sus espectáculos y envió correos y flores no deseados.

Según consta en la denuncia, el presunto acosador ya había sido arrestado por presentarse en la residencia de la nueva novia de Drake y traspasar su propiedad. El guardaespaldas de Lopez afirma en la acusación que McLanahan fue arrestado en el pasado por amenazas y por violación de armas de fuego.

La protagonista de Shades of Blue asegura sentir miedo por su seguridad y por la de sus hijos. Un juez otorgó la orden de restricción temporal sobre el sospechoso, exigiéndole permanecer a 90 metros de distancia de la familia Lopez.


Descarga nuestra Aplicación móvil