El gobierno de Nuevo León anunció ahorros por 250 millones de pesos en este año, a través de diversas medidas como: la reducción de la tenencia en un 50 por ciento como originalmente se había previsto, la disminución de su salario en un 20 por ciento y funcionarios de primer nivel, reducción del 50 por ciento de aguinaldos en este año, y eliminación del bono de servidores públicos.

“En materia de sueldos y prestaciones inicia el gobernador será para funcionarios de primer nivel y organismos y será a partir de la primera quincena. Ningún servidor público podrá tener una remuneración mayor a la del gobernador, en este año no habrá incrementos para ningún servidor público.

Informó que solicitó a la tesorería del estado que dé a conocer este viernes 13 de enero, diversas medidas adicionales de contención de gastos en todas las dependencias y organismos paraestatales, para absorber la reducción de ingresos que tendrán el gobierno, sin que esto afecte a los rubros de seguridad, educación, salud y el apoyo a necesitados.


Descarga nuestra Aplicación móvil