Ayer se dio a conocer la intoxicación de cuatro personas en El Vergel, Balleza, luego que consumieran hongos en mal estado; estuvieron en riesgo de morir de no haberse atendido a tiempo.

Se trata de Humberto Corrales, de 61 años, y Laura Corral, de 22, así como dos menores de edad, los cuales sólo requirieron atención pre hospitalaria, informaron en el Hospital General.

Por su parte, el director de la clínica, doctor Jesús Enrique Gutiérrez, exhortó a tomar precauciones, ya que este mes es cuando incrementa la intoxicación por consumo de hongos venenosos al confundirlos.

Lo anterior, debido a que las lluvias fomentan el desarrollo de forma más frecuente, aunado a la humedad que prevalece en el ambiente, por lo que se llamó a la población a estar más atenta con la identificación e ingesta.

Con relación a las zonas donde más se dan estos casos, corresponde a la sierra la mayor incidencia por envenenamiento de estos organismos, derivado a que los pobladores no saben diferenciar los tóxicos de los no tóxicos.

Asimismo, manifestó que algunos síntomas por envenenamiento son vómito, diarrea, fiebre y taquicardia. Por lo que recomiendan no recolectar ejemplares viejos o en mal estado, ya que pueden tener larvas tóxicas.

Llamó también a evitar guardar Setas en bolsas plásticas por la falta de aire que esto genera y a su vez deteriora al hongo pudiendo volverlos tóxicos, así como no recoger los que estén cerca de basureros y zonas contaminadas.

La Secretaría de Salud emite las siguientes recomendaciones:

*No comer hongos que no han podido identificar.

*Por ningún motivo permitir que los niños recojan hongos para consumirlos.

*Nunca mezclar especies comestibles con otras dudosas cuando recolectan, pues pueden romperse y entremezclarse las partes. Un solo hongo venenoso puede contaminar una Cesta completa.

*Nunca ingerir hongos recolectados crudos.

*Nunca ingerir hongos pequeños o en mal estado.

*No recoger hongos que no han completado su desarrollo.

*No recolectar hongos que tengan anillo como una falda, volva y que todas sus estructuras sean de color blanco.

*Es más seguro cocinar bien los hongos antes de consumirlos.

*Cuando se prueba una especie que no ha sido comida antes, debe hacerse en porciones pequeñas (no más de 150 g por persona).

*En caso de presentar cansancio excesivo, dolor de cabeza, mareo, sudor frío, vómitos, dolor abdominal agudo, ictericia, diarrea severa o hepatitis después de consumir algún tipo de hongo silvestre, acude a tu unidad de salud más cercana.

La Secretaría de Salud recomienda a la población seguir estas recomendaciones y así evitar problemas de salud por intoxicación.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x