El periódico afirma que los inmuebles los compró en el 2002 cuando era Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, y de acuerdo con lo dicho por AMLO y ahora por su vocero, fueron heredados a sus hijos, pero el trámite de cesión aún no se ha concluido.

El periodista, Juan Montes destaca la omisión como grave, ya que podría «restarle credibilidad” entre los votantes a un líder que habla de honestidad.

The Wall Street Journal apunta que Obrador, “el principal aspirante a la presidencia de México en 2018, que se promociona a sí mismo como una figura honesta que lucha contra una mafia política corrupta, no dio a conocer dos apartamentos de su propiedad en su declaración de bienes liberada en agosto”.

“El izquierdista se unió recientemente al número creciente de políticos mexicanos que dieron a conocer sus propiedades, a raíz de la presión pública por una serie de escándalos de conflicto de interés que ha perseguido a la administración del Presidente Enrique Peña Nieto”.

“Hizo lo que equivalía a una declaración de pobreza. Dijo que no tenía una cuenta de cheques o una tarjeta de crédito, y que gana solamente 31 mil dólares al año (610 mil 700 pesos, al tipo de cambio de hoy, de 19.70 pesos) como jefe de su propio partido político, el Movimiento por la Regeneración Nacional o Morena. También afirmó que no poseía propiedades o automóviles”.

“Pero no dio a conocer la propiedad de dos apartamentos en la Ciudad de México, adquiridos durante su etapa como Alcalde de la capital, de acuerdo con documentos de propiedad pública revisados por The Wall Street Journal. Los registros muestran que López Obrador compró en 2002 los dos apartamentos de 818 pies cuadrados (75.99 metros cuadrados) en el sur de la ciudad, en Coyoacán, por un monto de alrededor de 109 mil dólares”, agrega.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x