Por muy macabro que se ve el asunto, las autoridades no pudieron más que señalar que el incidente fue resultado de un desastre natural. Las imágenes divulgadas por la agencia ambiental del país escandinavo muestran los cadáveres regados por todo el campo de Hardangervidda, un lugar que es tan difícil de pronunciar como de acceder.

Los funcionarios de la mencionada agencia llegaron en helicóptero al lugar del desastre (esto el pasado domingo), ahí recogieron algunas muestras con el fin de asegurar a los medios y a la población cuál fue la causa de muerte de tanto espécimen que alegremente vivía en el espacio ubicado a unos 200 kilómetros de Oslo.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x