-Armando Cabada investigado en EU por narco
-Diferencias: Lavamanos y túnel satinizante
-El miserable de Morena
-Así

ARMANDO Cabada está en tremenda bronca con el gobierno de Estados Unidos, ya que lo acusan de proteger a un grupo del crimen organizado, donde la policía municipal que comanda con Raúl Ávila Ibarra, está metida.

La acusaciones es fuerte, ya que los agentes policiacos trataron de asesinar a Oscar Hagelsieb, jefe de Grupo del Buró de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés).

Al norteamericano le ha servido tener cara de nopal para pasar como agente encubierto para combatir el narcotráfico en México, y según esto, andaba investigando la infiltración del narco en la Secretaria de Seguridad Pública.

Por cuestiones extrañas, los elemento de esa misma corporación trataron de asesinarlo, y hasta el mismo Armando Cabada reconocer que le lanzaron “escasos tres disparos”.

El hecho es grave ya que también implica una violación de los acuerdos internacionales de diplomacia. Hagelsieb es el cuarto agente federal de EEUU en ser atacado en México y el segundo caso que no tiene consecuencias fatales.

El mismo Cabada ya estuvo en el banquillo de los acusados ante gringos del consulado de Estados Unidos en Ciudad Juárez, y admitió que no existía ninguna razón para que 15 patrullas persiguieran al agente encubierto abordo de una camioneta con “placas diplomáticas”.

Al presidente municipal no le quedó de otra que pedir disculpas al cónsul, pero la cosa no terminará tan pelada. Por lo pronto Hagelsieb, quién fue subdirector de la Fuerza de Tarea de Operación Antinarcóticos, Crimen Organizado y Terrorismo en el Departamenteo de Justicia en Washington, D.C., está soltando la “sopa” que puede ser la tumba de Armando Cabada y de algunos elementos policíacos.

MIENTRAS en los municipios instalan cabinas o túneles sanitizantes para tratar de frenar la propagación del Coronavirus (Covid-19) con no más de 45 mil pesos de inversión, aquí en la ciudad de Chihuahua el Ayuntamiento compra lavamanos que exceden los 100 mil pesos ( Y nos quedamos cortos).

Los túneles han sido bien recibidos por la ciudadanía ya que GRATIS puede protegerse contra el virus y bacterias hasta por 12 horas. Por minuto, hasta 30 personas pasan por la cabina, durante un estimado de 30 segundos.

En tanto en Chihuahua, la alcaldesa Maru Campos lleva instalados cinco lavabos portátiles en el Centro Histórico de la Ciudad, para que la gente se lave las manos y no se contagie del virus.

Para ello, sin licitación y por sus “pistolas”, sacaron más de 100 mil pesos del erario para esa compra del #Lavamanos que tiene su jabón líquido, y se activa el uso de agua a través de un pedal, que al presionarlo, permite el enjuagado de manos.

El Ayuntamiento tiene prohibido decir el costo exacto de los lavamanos, ocultando esa información, y ni los #regidores más radicales que dicen proteger el bolsillo de los chihuahuenses lo saben, llámese Rubén Castañeda de Morena, señalando que si se enteró de la compra, pero no se le ocurrió preguntar el costo.

Otro que también cubre la corrupción de gastos excesivos es el síndico, Amín Anchondo, quien se supone es quien debe estar en primera línea sobre el costo beneficio de los gastos del Ayuntamiento, pero dijo que no sabía nada de los lavamanos. ¡Bonitas figuras que tenemos protegiéndonos de la corrupción cuando parece que ellos son parte de ella!

Este excesivo gasto (robadera) de los lavamanos, la raza de #Chihuahua lo compararon con los 500 mil pesos que se gastaron en borrar las pintas de la reciente marcha feminista. En su momento la alcaldesa lamentó que ese medio millón lo haya gastado por culpa de las mujeres manifestantes y no se enfocara en darle otro uso para mejorar la ciudad.

Por otra parte en Ciudad Juárez, el alcalde Armando Cabada también es criticado por gastarse 3.6 millones en su carpa hospitalaria, donde solo será uso para empleados municipales.

A quien le están comiendo el mandado en su caricaturesca carrera hacia la gubernatura es al dirigente de MORENA, Martin Chaparro.

El líder de ese partido en la entidad exige que se le hagan eventos para promocionar su tibia candidatura, alabándole y limpiándole el camino.

En los eventos exige como “negrero”, pero no es ni para pagar ni 50 pesos de saldo telefónico, o bien pichar un burro de esos de 10 pesos.

Chaparro ha sido criticado de tacaño, y de usar el “amor a la camiseta” para que le sirvan al partido que dirige y de paso, le ayuden en su camino al hueso.

En si al señor dicen le gusta dejar a sus aliados sin alimento en el estómago y los autos sin gasolina, pues el problema es que dicha actitud tan mezquina le ha ayudado al PRI, al PAN, a Movimiento Ciudadano y al Movimiento Independiente para quitarle liderazgos a MORENA y que incluso potenciales candidatos chairos estén pensando en platicar hasta con nueva alianza.

 

Escríbanos al correo electrónico de SIN PELOS EN LA LENGUA:  [email protected]

 

 

 

 

Related Post