De acuerdo a lo que publicó The Guardian, Hattar recibió tres impactos de bala cuando acudía al Palacio de Justicia, en su camino para asistir al juicio en el que se le acusaba de publicar material que “puede provocar un conflicto sectario e insultar los sentimientos y creencias religiosas” con su famosa caricatura. Según lo que explican las fuentes citadas por la agencia oficial Petra, las autoridades consiguieron arrestar al perpetrador del homicidio -cuya identidad no ha sido revelada- y ahora mismo se encuentra bajo interrogatorio.

El escritor cristiano de 55 años, defensor del presidente sirio Bachar al Asad, había sido arrestado el pasado agosto y puesto tras las rejas durante poco menos de un mes, ya que la justicia decretó su libertad bajo fianza el 8 de este mes.

La caricatura que causó este lamentable incidente –que fue publicada en Facebook-, representa a un musulmán en el paraíso, que pide a Alá que le sirva vino y que llame a la puerta antes de entrar a su habitación. La reacción que provocó en las redes sociales fue bastante fuerte y eso concluyó con medidas drásticas por parte de las autoridades jordanas en contra de Hattar, quien por un momento se escondió y luego decidió entregarse por su cuenta.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x