Hasta el momento se desconoce el motivo que lo orilló a asesinar a su esposa para luego quitarse también la vida, pues ayer mismo se veía tranquilo y sonriente como siempre entre los pasillos de Comunicación Social.

Marcelo como le llamaban sus amigos lo describen como una persona sonriente, tranquilo, amigable y trabajador que no buscaba conflictos con nadie y siempre se distinguía por sus formas de saludar tan peculiares.

El hoy occiso llegó incluso a trabajar como chofer y particular de algunos titulares de la Coordinación.

las autoridades aun no han notificado que procederá con los hijos que procrearon ambas parejas.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x