Se sabe que se trata de un estudiante de 18 años que nació y creció en Múnich, que disponía de doble nacionalidad germano-iraní y no era refugiado ni inmigrante.

Así informaron las autoridades de la ciudad esta sábado al mediodía en conferencia de prensa.

La Policía encontró su cuerpo a un kilómetro de distancia del centro comercial a las 20:30 hora local, dos horas y media después del ataque, y creen que se suicidó.

Sin relación con ISIS”

Añadió que la Policía no encontró hasta el momento evidencia alguna de una posible relación con el grupo autodenominado Estado Islámico (ISIS).

Pero tras registrar su casa del distrito Maxvorstadt, en la que vivía con su familia, halló documentación— libros y recortes de diarios— que demostraría que había investigado sobre ataques similares previos.

Entre otros, se habría interesado por el tiroteo que el 22 de julio de 2011 dejó al menos 77 personas muertas en un campamento estudiantil en la isla de Utoya, en el sur de Noruega.

Aquel ataque lo llevó a cabo Anders Behring Breivik, un noruego que denunciaría luego a su país por “violación de los derechos humanos” luego de que las autoridades lo mantuvieran retenido en una celda de aislamiento.

Según informaciones del canal privado de noticias n-tv, los vecinos describen al autor del tiroteo de Múnich como un joven tranquilo que trabajaba ocasionalmente como repartidor de periódicos y con pocos contactos.

La Policía sigue investigando sobre la identidad del atacante y los motivos que lo llevaron a realizar el ataque.

Entre otras medidas, están interrogando a gente que tuvo contacto con el atacante e indagando entre el material electrónico requisado, según informaron las autoridades en conferencia de prensa este sábado.

Asimismo, buscan entre su historial médico si tenía o no alguna enfermedad mental, “lo que podría encajar en el perfil”, explicaron.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x