En Pyongyang, la capital del país, se encuentra el zoológico en donde Azalea vive; sus cuidadores le enseñaron a fumar hasta una cajetilla de cigarros al día, con el único fin de divertir a los visitantes.

Pero lo que comenzó como un juego ahora se convirtió en una adicción. Los visitantes simplemente la ven envuelta en humo del tabaco.

La adicción al tabaco de Azalea ha causado preocupación a nivel mundial, después de que se dieron a conocer las fotografías de ella fumando. Sin embargo, sus cuidadores piensan que no corre ningún peligro «porque no se traga el humo»

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x