Los motivos que están detrás de esta demanda de la actriz, según informó TMZ, se relacionan con el abuso de sustancias como el alcohol y la marihuana por parte del actor que le haría sufrir episodios de ira, así como las diferentes consideraciones en la pareja sobre cómo enfocar la educación de sus hijos. Fuentes cercanas al actor aseguraron ayer al citado medio que está muy enfadado por cómo ha manejado Jolie la información sobre el divorcio. “Acaba de desatar un infierno”, dijo Pitt, según el portal estadounidense. El actor cree que esto puede perjudicar a sus hijos, que ya han visto cómo, tras la noticia, un ejército de fotógrafos y reporteros rodean su casa de Hollywood Hills. Según estas mismas fuentes, el actor trató de convencer a Jolie por todos los medios de resolver el divorcio de común acuerdo y de forma discreta.

Nada más lejos de la realidad. Hace muchos años, Alec Baldwin ya dio un ejemplo gráfico de cómo su relación con Kim Basinger –por entonces su esposa– había intensificado el acoso de los paparazzi. Dijo que la suma de celebridades en una pareja de famosos era como poner fuego a la gasolina. La imagen también funciona para explicar qué ocurrió en las 24 horas transcurridas desde que el lunes Angelina Jolie presentó una demanda formal de divorcio en los tribunales de Los Ángeles. El mundo reaccionó con la misma intensidad que si se hubiera producido una tragedia.

Y entre los damnificados está también la actriz francesa Marion Cotillard, a la que se ha señalado como posible causa de la ruptura, por una supuesta infidelidad de Brad Pitt con quien ha sido su compañera de reparto en Aliados. Marion Cotillard está “absolutamente devastada y horrorizada” por estos rumores, señaló una fuente autorizada, que añadió: “Las afirmaciones de que está engañando a Guillaume con Brad la dejaron absolutamente destrozada. Marion y Guillaume son felices”. La actriz está embarazada por segunda vez, fruto de su relación con el actor y director de cine Guillaume Canet, padre de su hijo Marcel.

En paralelo a la noticia del divorcio, el sitio International Business Times dedicó ayer vasto espacio a teorizar sobre cómo se dividirá la fortuna de 400 millones de dólares que comparten Brad y Angelina, y que incluye varias casas en California, una en Nueva Orleans y la hacienda Miraval en el sur de Francia, donde se casaron dos años atrás, valorada en unos 60 millones de la divisa estadounidense. No se sabe a ciencia cierta si existe entre los dos un acuerdo prenupcial; de no haberlo, llegar a un acuerdo será largo y complicado, aunque Pitt ya lo logró en 2005, cuando se quedó con la mayor parte tras su divorcio de Jennifer Aniston. Precisamente, Aniston ha comentado a su círculo de amigos que el divorcio de su ex ha sido “cosa del karma”, según declaró un amigo de la actriz a US Weekly Magazine.

La furia informativa no dejó ayer al margen a la revista Time, que difundió el momento en que un periodista sorprendió a George Clooney con la noticia, ni a Rolling Stones, que dedicó un artículo a resaltar cómo Adele dedicó su concierto en Nueva York a la ruptura de Pitt y Jolie.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x