Ahí, apostados en la entrada y disfrazados de guaruras, otro grupo de maestros se organizó para revisar bolsas y mochilas con las que los maestros delegados pretendían entrar al recinto, por lo que la molestia subió de nivel hasta casi llegar a los golpes.

No todos los maestros están de acuerdo con la reforma educativa, que a decir de algunos tiene más de laboral que de educativa, y eso se manifiesta sobre todo cuando hay decisiones que deben tomar en conjunto, como la de hoy, donde se espera obtener un nuevo dirigente estatal, al concluir Alejandro Villareal su encargo en Chihuahua.

Así, esta mañana al congreso extraordinario asisten cerca de 600 delegados seccionales, que tendrán voto y que con este connato de riña suscitado antes de la elección, dejaron claro que también tienen voz.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x