Según la publicación, el mandatario electo reitera: »La corrupción política se expresó de una manera tan cínica e impúdica que la ciudadanía tomó la decisión de escoger un cauce para hacer justicia y con una trayectoria –creo que la mía– (votó) para acabar con el ‘pacto de impunidad’ en Chihuahua».

»En los comicios del 5 de junio pasado, el electorado chihuahuense se inclinó por Corral, quien superó a su contrincante del PRI y le arrebató un bastión importante en el norte del país, en parte por el compromiso del panista de acabar con la profunda corrupción que aqueja a la entidad.

Duarte niega esas acusaciones y reta a Corral a que compruebe los cargos que denuncia, y de paso se burla de la advertencia del panista de meterlo preso.», continúa la publicación.

-En Chihuahua, analistas y la gente dicen que incumplir su palabra sobre Duarte sería su ruina política, si cumple, dicen otros, eso lo elevaría de manera natural a probable candidato a la Presidencia para 2018.

¿Comulga usted con esto? –pregunta Proceso a Corral.

–El tema de la corrupción de Duarte nunca lo enderezamos desde ninguna perspectiva electoral, ni su consecución tendrá como objetivo que yo sea candidato a la Presidencia- El asunto de la corrupción de Duarte es una causa obligada, uno de los temas más importantes para sanear la vida del país. El castigo a la corrupción política de Duarte (es) una de las causas más obligadas, necesarias de lo que es la resignificación de la política en México.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x