Para el mandatario estatal serán alrededor de ocho guardaespaldas, mismos que estarán dotados de armas de alto poder para cuidarle las espaldas. De la misma manera, el fiscal general tendrá a su cargo cuatro escoltas.

Para ello, los “guarros” y el armamento serán pagados con los impuestos de los Chihuahuenses.

Informes indican que el pago de personas, que vestidos de civiles, brindan protección personal y de custodia a particulares, es de alrededor de 700 pesos diarios, esto es, poco más de 20 mil pesos al mes.

La presidenta del Congreso del Estado de Chihuahua, Laura Domínguez Esquivel, ha indicado que previo al cambio de legislatura, van a promover y votar a favor de dicha iniciativa.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x