El propósito es que Chihuahua pueda tener acceso a los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden) y poder brindar ayuda y protección a alrededor de 275 mil personas afectadas en los municipios de Bachíniva, Casas Grandes, Cuauhtémoc, Cusihuiriachi, Guerrero y Nuevo Casas Grandes, de acuerdo con un boletín de prensa.

Corral Jurado explicó a Luis Felipe Puente Espinosa, coordinador nacional de Protección Civil, que el fenómeno meteorológico ocurrido entre los días 7 y 9 de octubre provocó vientos de hasta 65 kilómetros por hora y la caída constante de granizo de tres a cinco centímetros de diámetro, en las cabeceras municipales mencionadas.

El granizo dañó considerablemente techos y ventanas de viviendas, provocó fallas en la red eléctrica, interrumpió el suministro de agua potable, se desprendieron árboles y se dañó la infraestructura de riego, puentes y caminos, por lo que se tuvo que abrir albergues y refugios temporales para los damnificados.

El gobernador designó al secretario de Gobierno, César Jáuregui Robles, para aclarar cualquier duda.

Congreso respalda la petición

El Congreso estatal respaldó la petición hecha por el gobernador, Javier Corral Jurado, para que se otorguen los recursos suficientes a los productores de la zona noroeste del estado por los daños sufridos a consecuencia de las fuertes lluvias, viento y granizo que han azotado a la entidad.

En sesión ordinaria, el pleno de la LXV Legislatura pidió, además, a las dependencias involucradas que agilicen los trámites para la declaratoria de emergencia en los municipios afectados.

Cultivos, huertos y otro tipo de terrenos se han inundado y lastimado, sufriendo daños parciales y, en algunos casos, totales, lo cual genera importantes pérdidas e incertidumbre a los productores de esta región, indicaron los legisladores.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x