Republicanos y demócratas parecen vivir en “planetas diferentes”, como dijo el viernes Hillary, candidata demócrata y primera mujer en la historia en conseguir la nominación de uno de los grandes partidos de EU, al arrancar su campaña formalmente, con un acto en Filadelfia en el que estuvo acompañada de su esposo, el ex presidente Bill Clinton, del candidato vicepresidencial Tim Kaine y de la esposa de éste, Anne Holton, ex secretaria de Educación de Virginia.

La candidata prometió que en los primeros 100 días de su presidencia, hará la “mayor inversión en puestos de trabajo bien pagados desde la II Guerra Mundial” y que creará empleos en el sector manufacturero, la energía limpia y el tecnológico. “Vamos a prestar atención a las regiones que se han quedado atrás, a las comunidades devastadas por la adicción y a las regiones demacradas por el cierre de plantas”, juró Hillary.

Kaine criticó la convención republicana, señalando que fue un paseo por la mente de Trump. “Y su mente es un sitio aterrador”.

Trump, por su parte, encabezó el viernes un acto en Colorado Springs y horas antes, en un tuit, criticó que Hillary no hablara del “islamismo radical que amenaza nuestro estilo de vida” durante su discurso en la convención.

Related Post