Se trata de un colectivo decidido a hacer frente a las oleadas de racismo que han sobrevenido en Estados unidos tras la victoria de Donald Trump en las últimas elecciones, convencidos de que es necesario señalar y combatir el fascismo.

El enfrentamiento en las calles, que aún no ha alcanzado episodios violentos, se ha trasladado también a las redes sociales, con comentarios airados y amenazas.

De momento no constan incidentes graves pero su mera presencia armada en las calles de Texas supone un grado más en la escalada de tensión social que Estados Unidos vive desde la victoria electoral de Trump.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x