Se trata de una tradición que data de siglos atrás y que, de no realizarse, puede traer graves consecuencias sociales o de salud para la menor, su familia o la comunidad entera de acuerdo con la superstición local.

Hienas

Para realizar este ritual, las familias contratan los servicios de un “limpiador”, que por lo general se trata de un hombre mayor a quien llaman “hiena” y al que pagan entre cuatro y siete dólares por sesión.

El acto no es visto como una violación por la población, sino como un acto de “limpieza” o “purificación” de las menores y mujeres en general. Por ejemplo, si un hombre muere, la viuda debe acostarse con el hiena para poder enterrar a su esposo. También se debe purificar a la mujer si sufre un aborto, entre otros casos.

Lo sorprendente es que para las jovencitas el ritual se realiza después de su primera menstruación y dura aproximadamente tres días. Este hecho marcaría su paso de la niñez a la juventud.

Tradición

Al tratarse de una tradición, hay mujeres en cada villa que se dedican a organizar campamentos donde enseñan a las jóvenes los deberes de una esposa y cómo complacer a sus esposos sexualmente. La “limpieza sexual” con un hiena es el último paso de este proceso.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x