Pero la imposición no sólo va para todos los alumnos de los planteles en esta capital, sino también para los maestros, ya que algunos no quieren esos libros, que vende por bloque la Distribuidora Epic, con material de la editorial Anglopublishing.

“Es algo incongruente, los libros deberían poder comprarse por separado, porque al final no se utilizan todos de manera completa”, señala uno de los maestros.

Otra maestra más habla sobre el contenido de los libros “esos libros traen errores y no cumplen con los programas de estudio porque de todas maneras los maestros les encargan sacar copias a los alumnos”.

Agrega que esto “lo hemos dicho durante años los maestros y no nos hacen caso”, a pesar de que, para evitar que se realicen negocios particulares entre autoridades escolares y comerciantes, a Ley Federal de Protección al Consumidor establece claramente que los padres de familia tienen la entera libertad de decidir en dónde adquieren los uniformes y los útiles escolares.

En el listado de libros, con número de cuenta y dirección incluidas, señala el precio para cada semestre, siendo el costo mínimo de 595 pesos para primer semestre, 540 para tercero y 380 para quinto, más los libros complementarios de la capacitación y las materias propedéuticas.

En contraste, los mismos maestros dicen que “es un gasto inútil porque al no apegarse a los programas de estudio, hay maestros que no los usan nunca y otros que encargamos algunas hojas por lástima. Por ejemplo, si yo no tuviera libro, mis alumnos gastarían sólo unos 12 pesos en copias para que tengan los ejercicios que yo diseñé especialmente, y que sí están apegados al programa”.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x