Este libro, publicado en el 2012, se convirtió en un best seller que le hizo a su autor ganar mucho dinero. Todo era risa y diversión para Bissonette, hasta que se enteró que debía pagarle una multa de US$7 millones al gobierno, pues lanzó su libro a pesar de no contar con la autorización del Pentágono, violando así varios acuerdos de confidencialidad.

Y es que los Navy Seals están sujetos a guardar un código de silencio y por sus acciones no deben obtener crédito público. En un tribunal en Virginia Bissonette aceptó que jamás sometió su libro a una revisión.

En un comunicado mencionó que actuó de esa forma por una asesoría incorrecta de su abogado.

“Fue un error grave que insto a otros a no repetir. A pesar de que no tenía la intención de poner en peligro a mis antiguos colegas, ahora reconozco que el no solicitar la revisión previa a la publicación podría poner a ellos y sus familias en mayor riesgo, por lo que me disculpo especialmente”.

Para salir bien librado, Bissonette, quien escribió el libro bajo el seudónimo de Mark Owen, tendrá que:

Renunciar a las regalías y beneficios que durante los últimos años obtuvo por las ventas del libro.
Devolver los pagos que recibió por los derechos de una película.

Para pagar todo ese dineral cuenta con 4 años. Además debe pagar US$ 100,000 (en los próximos treinta días), por el uso de diapositivas no aprobadas por el Pentágono durante algunas conferencias. A cambio el gobierno estadounidense descartará las demandas en su contra.

Ni hablar, lo que en su momento para este ex marino fue de lo más redituable ahora le está generando deudas y dolores de cabeza. Por quererse ver abusado…

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x