Corral dejará el estado igual de endeudado que el “vulgar ladrón”

Chihuahua.- Dentro de un año el gobernador del Estado Javier Corral entregará la estafeta a un nuevo mandatario estatal, que deberá iniciar su administración el 4 de octubre de 2021, y lo hará dejando, la que se considera hasta ahora, una de las cuatro deudas públicas más altas del país, solo detrás de la Ciudad de México, el Estado de México y Nuevo León.

Según datos de la Secretaría de Hacienda federal, Chihuahua cerró las cuentas del primer semestre de 2020 con una deuda acumulada de 42 mil millones de pesos,  cuando a la misma fecha de 2018 apenas se rebasaba los 30 mil millones; es decir, el gobernador Corral se endeudó más por cerca 12 mil millones de pesos en tan sólo año y medio.

Estos números corresponden a la denominada deuda a largo plazo; o bien, en los compromisos que el gobierno panista heredará a la nueva administración en 2021 y que contrastan con lo realizado por César Duarte, hoy preso, en su último año, cuando de cerca de 22 800 mdp que se tenían contratados en deuda a largo plazo para 2015, se incrementaron a 23 900 millones al finalizar 2016, año en que ocurrió la alternancia en la gubernatura.

Caso contrario a Corral, quien llegó señalando de “vulgar ladrón” a su antecesor, ya que del cierre de 2018, se segundo año de gobierno, a los primeros meses de 2020 la deuda contratada a largo plazo por Corral creció desde 23 100 millones a 31 700, es decir, más de 8 mil millones de pesos.

Cuando un estado no logra salir de su deuda en poco tiempo, se va incrementando debido a los intereses y entonces los gobernantes echan mano de los recursos, se supondría que, para pagar la deuda dejando otras áreas descuidadas, como salud, programas sociales, obras públicas, servicios y hasta seguridad.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda el monto total de la deuda pública de Chihuahua al cierre de 2019, era de 41 mil 823 millones de pesos, incluidos préstamos a largo y corto plazo, mientras que la actual deuda pública total acumulada alcanza ya los 58 mil 998 millones de pesos, hasta el primer trimestre de este año; mientras que según el reporte del Senado de la República, en el mismo periodo las entidades que presentaron un mayor nivel de endeudamiento per cápita fueron Nuevo León con 14 456.0 pesos, Quintana Roo con 13 088.4 pesos y Chihuahua con 13 033.0 pesos.

El 4 de octubre de 2010 Duarte recibió la entidad con una deuda de 12 mil 547 millones de pesos, que incrementó en un año a más de 17 mmdp, y para el año siguiente a más de 23 mmdp; para 2013 casi llegó al doble con 41 768.2 mdp, y para 2015 solo aumentó cerca de 200 millones de pesos, lo que significó un aumento de 56 por ciento en tres años, de 2012 a 2015, y al concluir su mandato, en 2016, dejó una deuda total ante la Secretaría de Hacienda federal de 48 mil 213 millones pesos, más 7 mil millones de adeudos a proveedores y pendientes de pago.

Según datos periodísticos, el histórico de la deuda estatal detalla que en 1998 el panista Francisco Barrio Terrazas, dejó una deuda de 3 mil 69 millones de pesos, que al salir del poder el priista Patricio Martínez García aumentó en un 85 por ciento, al dejar 5 665 mdp; luego otro priista, José Reyes Baeza, la elevó 115% más, hasta quedar en 12 547 mdp, y creció hasta 48 mil mdp cuando César Duarte la incrementó 284%, a 2016.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x