Suraj Mahto, de solo veintidos años, dejó a su esposa Lalita para pasarse con su suegra, Asha Devi, de 42. Pero ahora quiere divorciarse, arrepentido de su decisión.

Todo comenzó cuando la señora Devi fue a quedarse con la pareja en la villa de Puraini, en el empobrecido estado de Bihar, el año pasado. Ella lo cuidó cuando estaba enfermo. Y ahí fue cuando se enamoraron. Luego, cuando ella volvió a su casa, él la llamaba y hablaban por horas. También la llegó a visitar a su casa. Lalita pronto se dio cuenta de todo y le dijo a su madre que se alejara, pero ella se negó a hacerlo.

El padre de la joven, quien trabaja en una fábrica en Delhi, también trató de parar el romance, pero no pudo. Con todo y las objeciones de los habitantes de su pueblo (escandalizado por el tipo de relación que entablaron suegra y yerno) , la pareja se casó en junio, en Dhamdaha. Pero dos meses después, vieron que habían cometido un grave error. Según el portal «The Gulf News», este dijo: «Vengo a reparar mi error ahora. Admito que lo cometí, pero no lo volveré a hacer. Ahora no la trataré como mi esposa. Le guardaré respeto como madre», afirmó.

No se sabe por qué se separaron luego de tan poco tiempo de convivir juntos. Lo que sí se sabe es que el tipo de relación que él tuvo con su suegra consternó a su estado, uno de los más conservadores y pobres de la India, un país en donde todavía, en estos sectores, se cometen crímenes por honor: los padres matan a sus hijos solamente por casarse con la persona equivocada y lo hacen con toda crueldad y saña posible. Algo que aún se mantiene hasta la fecha.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x