Desde 2012 tenía DEA pruebas contra García; hoy inicia juicio del exfuncionario

SAN DIEGO.- La Administración para el Control de Drogas (DEA) tenía suficientes pruebas para proceder contra Genaro García Luna cuando aún era el secretario de Seguridad de Felipe Calderón, pero esa agencia se abstuvo de proceder, informó ayer ProPública, medio que realiza periodismo de investigación.

Aunque la DEA pudo presentar cargos contra García, la Fiscalía federal en Houston, a la que la agencia entregaba las pruebas, respondía reiteradamente que las evidencias eran insuficientes y nunca armó el caso.

El testigo en el juicio contra El Chapo que reveló abiertamente la corrupción de García Luna, fue el expolicía Sergio Villagrán Barragán, El Grande, exvinculado con el narcotráfico y que también va a ser uno de los testigos narcotraficantes se espera que emplee el gobierno en contra de García.
Cabe destacar que hoy inicia en una corte en Nueva York el juicio contra el exfuncionario mexicano, acusado de cargos por narcotráfico y por mentir a un oficial federal.
Lo anterior, luego de que el pasado jueves concluyó la selección del jurado.
Se prevé que 70 personas, entre narcotraficantes y exfuncionarios, testifiquen contra García Luna, entre ellos Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, y Jesús Reynaldo Zambada, El Rey Zambada, entre otros.

Más de siete años después, durante el juicio a Joaquín El Chapo Guzmán, un testigo del gobierno dijo en el juicio que le pagó a García Luna “más de 6 millones de dólares en efectivo en nombre del llamado Cártel del Pacífico”, y entonces EU finalmente actuó contra el ya entonces exsecretario de Seguridad.

La información la proporcionó a ProPública el oficial Steven Whipple, quien supervisó la investigación durante varios años contra García Luna desde alrededor de 2012, cuando era subjefe y luego jefe de la oficina de la DEA en Houston. Fue quien entregaba las pruebas a la DEA y a la fiscalía federal que se quedó sin reaccionar.

Los fiscales en Houston “querían más”, dijo Whipple, “pensé que teníamos suficiente para acusar al tipo, pero dijeron que no, y ellos eran los fiscales”.

García Luna era el enlace directo entre el gobierno de Calderón y agencias como la DEA, CIA y FBI.

Pero cuando el testigo durante el juicio contra El Chapo reveló sobornos millonarios a García Luna, el gobierno estadunidense comenzó a armar el caso en su contra y muchas de las evidencias se desprendieron de la investigación de la DEA que frustró la fiscalía federal.

Related Post

Leave a comment