La denuncia fue presentada el pasado 08 de agosto por el hijo mayor de la supuesta afectada, en donde expertos en la materia para combatir el delito de secuestro lo escucharon y le brindaron el asesoramiento correspondiente para rescatar a la mujer y lograr la detención de los supuestos plagiarios. Iniciándose así los operativos encubiertos con el apoyo de la alta tecnología con la que cuenta el Grupo Modelo Antisecuestros de la Fiscalía General del Estado para rastrear las llamadas telefónicas.

El joven denunciante narró que su señora madre salió de su vivienda el lunes por la mañana con destino a la Clínica No. 66 del Imss ya que iba a dar a luz, minutos después comenzó a recibir llamadas telefónicas donde le informaban que su madre se encontraba secuestrada y que debería pagar la cantidad de 25 mil pesos de rescate o de lo contrario la privarían de la vida.

El miércoles por la mañana el denunciante recibió una llamada telefónica de su madre avisándole que se había escapado de los supuestos secuestradores y que la recogiera en el kilómetro 30 de la carretera Juárez-Casas Grandes, ya que se encontraba en ese lugar.

Al acudir los familiares de la supuesta víctima al lugar señalado en compañía del personal del Grupo Modelo Antisecuestros, se localizó a Yolanda L.A., con la ropa llena de sangre y refirió que había dado a luz durante su cautiverio en unas tapias y no sabía nada de su recién nacido.

Inmediatamente, la señora Yolanda L.A. fue auxiliada y trasladada a un nosocomio para que recibiera atención medica; minutos después de una valoración médica se determinó que nunca existió tal embarazo y por lo consiguiente nunca había dado a luz.

Al verse descubierta Yolanda L.A., en presencia del Agente del Ministerio Público se retractó y aceptó haber fingido su embarazo durante los últimos nueve meses y como en la segunda semana del mes de agosto cumpliría los nueve meses de la supuesta gestación, inventó el secuestro para terminar definitivamente con la situación del embarazo y hacer creer que la habían robado al bebé. Asimismo, señaló que todo esto lo hizo para darle un escarmiento a su actual pareja y en llanto le pidió a la autoridad investigadora que no la enviaran a la cárcel.

Además al indagar sobre los rastros hemáticos que traía en su ropa, refirió que un día antes empeñó su teléfono celular para trasladarse a la localidad de Puerto Palomas, lugar donde compró hígado de res en una carnicería para posteriormente provocarse dichas manchas en su ropa y así simular su propia sangre.

Por todo lo anterior, Yolanda L.A., será presentada ante los tribunales correspondientes para formularle imputación por el delito de secuestro simulado, y será un Juez quien determine si será procesada y en su caso le aplicará la sanción que le corresponda. Cabe señalar que la legislación vigente en la materia de secuestros, no señala una pena de prisión para quien comete el delito de secuestro simulado ni medida cautelar de prisión preventiva.

Related Post