El botín del Fideicomiso de los Puentes, apartidista

 

Por La Fare

El ex alcalde Gustavo Elizondo no dejó a su paso por la alcaldía la fama de un servidor público honesto, al contrario, las dudas sobre su manejo limpio de los dineros públicos perdura y fue él quien inició la degradación del Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP).  Lo anterior viene al caso porque actualmente está al frente del Fideicomiso de los Puentes en Ciudad Juárez y de que hay corruptelas, hay corruptelas.

Si Elizondo está inmiscuido o no, debe depender de una investigación de la secretaria de la Función Publica Stefany Olmos, quien no únicamente debe combatir la corrupción del anterior sexenio, sino la corrupción a secas, del partido que sea, incluso y especialmente de quien gobierna en este momento.

Puede ser que Elizondo ya sea honesto, puede ser que no está haciendo mal uso de su posición en el Fideicomiso, pero hay razones para dudar, no de la actual honestidad de don Gustavo, sino del manejo pulcro de los dineros que deberían de ingresar a las cajas de las casetas del Puente de Zaragoza.

Aquí hay un personaje cuya actuación debe ser escudriñada por doña Stefany, se llama Damián Noriega y por comodidad, confianza o sepa usted porqué, Elizondo Aguilar ha descansado en él todo el trabajo, para llegar tranquilamente a las once de la mañana y poder regresar temprano a sus negocios particulares.

No es asunto de un solo hombre, es todo un equipo, que a propósito saca de función a las plumas, que apagan convenientemente las cámaras y muchos trucos más, que la sagacidad de Olmos seguramente esclarecerá. Hay que ver si están inmiscuidos los cajeros Lucero Isabel Fernandez, Iván Juárez, Saúl Padilla, Héctor González, Juan Solís, Mario Marquez y Claudia Flores.

Olmos tendra que investigar si Iván Melchor Polanco y Jorge Tapia de Sistemas, tiene alguna ganancia en el millón mensual, que bajita la mano no ingresa a donde debe.

Es también labor de Olmos ver si los auditores Heber Alvillar y Eduardo, el sobrino de Carlos Silveira Sayto y Pamela Salas, están libres de culpa.

Por supuesto la secretaria tendrá que dilucidar, por qué cada cuatro horas las plumas dejan de funcionar por alrededor de 30 minutos; minutos en los que ingresan dineros a las cajas, pero no se registran. Debería investigar con acuciosidad el por qué se manipulan las cámaras y dejar en claro si el actual Gustavo Elizondo sigue siendo el de 1998-2001, o ya es impoluto.

Mucho trabajo le espera a Stefany Olmos, en sus manos está recuperar para los fronterizos más de un millón de pesos al mes que mucha falta hace y podría convertirse en pavimento, banquetas o botes de basura para colocar en el vergonzoso centro histórico.

 

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x