El juego de casino en el mundo: Una Comparación Cultural

La popularidad de los juegos de mesa en su inmensa mayoría no se podría comprender sin el grado de simbolismo que guardan en cada región. Las diversas costumbres y tradiciones que abarcan y comprenden cada lugar, país o región, se enfocan en aspectos numerosos, y como no puede ser distinto, muchas de estas tradiciones van enfocadas en la forma de entretener y divertir al ser humano.

Entre los juegos de mesa más populares, sobresalen, casi que por unanimidad, los que tengan que ver con las cartas. Las barajas son una de las atracciones que mayor atención generan en las personas, y uno muestra fehaciente de dicha afirmación, es la consolidación a través de la historia que ha tenido el póker, el juego de cartas más famoso del mundo.

Hablar del póker, es referirse a una atracción que ha estado en el gusto del hombre desde hace varios siglos, iniciando por los aquellos salones que la mayoría ha visto en películas del viejo oeste, pasando los Casinos, y compaginándose estos últimos con las entradas digitales, las cuales llevaron al juego al siguiente nivel evolutivo, generando la masividad, por si le hacía falta, a la afamada distracción.

Los juegos de casinos no se podrían entender sin la aparición del póker, uno ayudó a la popularidad y asentamiento del otro y viceversa. En realidad, ambos se retroalimenta, sacando lo mejor entre sí y permitiendo que ambos ámbitos se mejoren, dependiendo el uno del otro en sus inicios, puesto que el póker, tanto en su época de clandestinidad como en esta, surgió de estos establecimientos.

A nivel cultural, la influencia de los casinos ha sido una parte muy ligada a lo que se refieren los países de occidente, incluyendo, claro está, a la región norteamericana, el bastión más fuerte de los casinos concentrado en Estados Unidos, por su desarrollo y considerable número de habitantes, y en la zona latinoamericana, reconocida, entre otras cosas, por el fuerte apego de sus habitantes con los juegos de envite y azar.

De esta parte del mundo, se puede decir, sin miedo a equivocarse, que desde hace varias décadas, los habitantes se han dejado seducir por el entretenimiento que generan estas prácticas, capaces de posible en la gente su olvido de los problemas cotidianos por medio del disfrute y diversión que promueven dichas actividades.

El impacto en lo que a cultura se refiere, ninguna se ha visto tan marcada y relacionada como la latinoamericana, junto con la parte norte de esta área, que es, como se mencionó previamente, el epicentro de todo esto, convertido hoy en día en un negocio que genera incalculables ganancias económicas para sus organizados a través de la generación de bienestar y diversión que causa en sus habitantes.

Para el mundo de hoy en día, principalmente para esta parte del globo antes mencionada, es muy difícil concebir su vida sin darle una participación garantizada, sea más o menos habitual o no, a lo que conforman los juegos de casinos y las atracciones que promueven.

Claramente, tampoco se puede hacer énfasis sobre esta región, puesto que a escala global, los casinos se han convertido en uno de los centros de entretenimiento preferidos por el ser humano, donde se llegan a congregar personas de cualquier género y cualquier edad pasada la mayoría, por supuesto, para disfrutar de las atracciones que allí se desarrollan.

En el continente europeo, las prácticas relacionadas a los casinos también llevan un fuerte impacto e influencia en la población, sin embargo, un poco menor a lo que se refiere a la zona que comprende América. No obstante, esto no evita que este apartado cobre fuerte interés en el viejo continente, región donde, las actividades relacionadas a los juegos de casinos son bien vistas desde el punto de vista social desde hace un buen tiempo.

Hoy por hoy, los casinos y todo lo que los conlleva, se han convertido, no solo en puntos de encuentro para la gente, sino que, por si no fuese suficiente, se han integrado a la comunidad de manera muy recíproca por parte de esta, razón por la cual, desde la parte cultural, esta industria ya forma parte de las habitualidades del público, y eso no significa que formen parte o lleven a cabo estas actividades, sino que, de una u otra manera, la industria de alguna manera tiene que ver con el día a día de la gente.

En resumen, si bien el casino no es un tema que, históricamente hablando, esté presente en las escuelas como parte de las tradiciones y costumbres de antaño del ser humano, la realidad es que, en el mundo actual, su influencia es cada vez más notoria y evidente, sumándose a los canales digitales/virtuales para exhibir todavía más sus servicios e internarse desde los frentes, tanto presencial como virtual, de las personas.

 

Related Post

Leave a comment