«Modelar no es algo que ame. Nunca fue una pasión», reveló para la publicación, señalando que el mundo de la moda es un lugar difícil para desenvolverse y donde se sentía fuera de lugar.

A pesar de ser uno de los rostros más conocidos en el mundo y contar con contratos millonarios Cara reveló que ha sufrido fuertes depresiones y que incluso ha considerado el suicido.

La mujer más envidiada por cientos de jovencitas y adolescentes, revela que se sentía “como un pequeño gremlin”. Su estilo único y desenfadado con un toque varonil. Sus poses toscas. Sus caras graciosas en las fotografías. Todo eso ha convertido a Cara en un ídolo de la moda, demostrando que lo estilizado no es siempre lo más hermoso, que a veces importa más ser auténtica.

Related Post