-El Topo de la JMAS
-Otro ¡Lárgate Cabada!
-Más sobre el “robo” de armas en la DSPM
-Fiesta de influyente

EL director Ejecutivo de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento de Chihuahua (JMAS), Roberto Lara Rocha, trae un desmoher en la ciudad, y no lo dice “Sin Pelos en la Lengua”, lo señalan ciudadanos en diferentes trincheras, como las redes sociales.

Indica que a la Joan Sebastian le van a cambiar el apodo del “Pony” por el de “Topo” Lara, ya que estos mamíferos son reconocidos más por los desmanes que dejan que beneficios.

Al igual que al jefe de la JMAS, le gusta estar haciendo hoyancos por toda la ciudad y no eta a gusto hasta dejar sus vías como queso suizo. ¿Es necesario?, Si, es necesario, pero de perdis que como lo gatos les echaran tierrita.

De nuevo, la misma cantaleta, un vehículo cayó completo al interior de una zanja en la colonia Génaro Vázquez en el cruce de las calles Buenavista y Urquidi.

Lo mismo ha ocurrido en las calles Llama y Pantera de la colonia Lomas del Sol, donde una de sus obras inconclusas provocó daños a tres vehículos.

En la Rubén Jaramillo tuvieron el mismo problema en las faldas del Cerro Coronel, donde trabajadores de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento dejaron una zanja abierta.

Así mismo  a una profundidad de dos metros y cuatro metros de diámetro quedó por meses abierta una zanja en el cruce de las calles San Salvador y 22 de la colonia Plomeros hasta que cayó una camioneta.

Así podremos numeral un sinnúmero de casos, pero necesitaríamos otro espacio para ver los desmanes que ocasiona el “Topo” Lara en la ciudad. Con ellos muchos cruzan los dedos para que ni se le ocurra postularse como presidente municipal, ya que de ganar estaríamos viendo otro Cabada en Juárez, donde no hay baches en las calles…hay calles en los baches.

YA se prepara otro ¡Lárgate Armando Cabada! en Ciudad Juárez, luego de la exitosa manifestación para apoyar la revocación de mandato.

A pesar que el alcalde puso policías y demás gente de confianza infiltrados en la marcha para causar desmandes, estos fueron controlados.

Así mismo mandó a personal de servicios públicos para pintar rayas peatonales cerrando carriles por donde iba a pasar la caravana, pero esto tampoco inhibió a los manifestantes.

De la misma manera instruyo a los agentes viales a que desincronizaran los  semáforos, policías anti motines en la presidencia municipal, intimidación y demás.

A pesar de ello se llevó a cabo el movimiento ciudadano hasta sacar al llamado “mafioso ladrón de la presidencia”.

Sobre las cuadrillas de trabajadores municipales a pintar los pasos peatonales en la avenida 16 de Septiembre minutos antes de que empezara la caravana, fue un operático del director de Servicios Públicos, Daniel Pando.

EN la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) continúan la corrupción de algunos de sus elementos donde el director, Gilberto Loya, es el último en enterarse, o bien, solapa.

Con el caso de la policía que perdió sus armas a cargo, fue favorecida por ser escolta de la alcaldesa, Maru Campos, ya que no se trató de un robo, sino de una pelea entre parejas.

Se dice que una parranda, hubo un enojo entre su novio policía y el hermano del este.

Ante ello, le arrebataron las armas a la escolta que sirvieron para que la “corta” le fuera prestada a un civil, pero después la recuperaron. ¿Qué tanto haría el civil con esa arma?

Ahora todavía sigue perdida la arma “larga”, pero todo se maneja con mucho hermetismo dentro de la corporación.

Se dice que dicha elemento ha sido pieza influyente para dar de alta en la DSPM a amigos que ya han sido rechazados por no pasar ni la prueba de confianza.

Otros de sus conocidos lo apoya para subirlos de puesto, como un coordinador de barandilla sin tener mayor conocimiento, y estudios para el puesto  o alguna licenciatura, solo su amistad con la escolta del grupo de la alcaldesa,  y sabrá que favores le deban los jefes a ella.

AHORA sobre la Policía Estatal hay una queja muy sentida en las redes sociales.

Se trata de un influyente con los polis, que hace fiestas hasta la madrugada sin que nadie le pueda decir nada.

Los vecinos de la colonia Infonavit Nacional, sobre todo de la calle Tarascos, ya han solicitado apoyo al 911, pero solo se burlan de ellos.

Tan solo esta sábado pasado desde la tarde y hasta el amanecer, hubo una Mega fiesta de cumpleaños, y hasta fue convocada en las redes.

Gran problema que aquí hay tráfico de influencias y ya en la noche, que viene la policía municipal, los marean con nombres de un comandante de la Policía Estatal, hermano del organizador o con el de una funcionaria desconocida.

“Las fiestas aquí son cada fin de semana por tres días seguidos a veces. Llamamos al 911, y nada pueden hacer”, señalan.

 

Escríbanos al correo electrónico de SIN PELOS EN LA LENGUA:  laparadad[email protected]

Related Post