Tessa Whalen y su esposo Joshua acudieron al hospital Torrance Memorial Medical Center cerca de las 3 a.m. del lunes, cuando comenzó a tener contracciones.

Y en lo que esperaban que se diera su parto natural, a Tessa le dio por realizar sus necesidades fisiológicas en el baño. El doctor dio el O.K.

Pero lo que menos esperaba es que justo encima del inodoro se le reventara la fuente, y en un par de segundos, la nena estaría flotando en el agua, sana y salva.

Joshua rápido tomó a la bebé, a quien le pusieron Tessa, como su madre, y la llevó con las enfermeras.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x