Se trata de ‘Congregación que sale de la Iglesia reformada en Nuenen’ y ‘Paisaje marino en Scheveningen’, ambas terminadas por el artista holandés en 1880 y que fueron extraídas del Museo de Ámsterdam.

En aquel entonces los ladrones ingresaron por el techo y robaron estas dos piezas, pero fue hasta 2005 cuando se atrapó a los responsables; aunque las obras no fueron halladas.

Las autoridades italianas siguieron su investigación y esta los guió hacia uno de los capos de la droga, Raffaele Imperiale y el clan camorrístico de los Amato-Pagano. Resulta que las dos pinturas fueron descubiertas en el sótano de uno de sus apartamentos.

Se requirió el servicio de curadores para corroborar el estado de las piezas, las cuales solo presentaron algunos daños en los bordes.

Imperiale por su parte se encuentra prófugo y se piensa que está alojado en los Emiratos Árabes Unidos.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x