Era tan hermosa que se vio obligada a renunciar a su trabajo

¿Acaso tener un rostro hermoso y un cuerpo escultural es un delito? Al parecer en Tailandia sí. El caso de la enfermera Parichat «Pang» Chatsi genera controversia en las redes sociales.

La joven de 26 años se vio obligada a renunciar de un hospital ubicado en Isan, Tailandia, al ser tachada como «una vergüenza para su profesión, por usar un uniforme demasiado sexy».
En las imágenes que circulan en las redes, Chatsi usa un uniforme en tonolila ­falda corta y chaleco­ que pone al descubierto su tonificado cuerpo.

Todo parece indicar que en el lugar que laboraba era inapropiado vestirse de esa forma.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x