Según la noticia que se subió a Facebook, el hombre tenía la intención de ahuyentar a los animales para que no se criaran en ese lugar, y dieran mala imagen al restaurante.

Los gatitos se estaban amamantando de su madre cuando fueron rociados por el restaurantero con algún líquido que les provocó quemaduras y úlceras graves en todo el cuerpo. El gatito más afectado tenía lesiones en los ojos y en su sistema digestivo así como complicaciones respiratorias.

La Asociación Felinos Lo Morant se está encargando del cuidado de los pequeños felinos, y por redes sociales comunica el estado de salud. Hasta el momento ha informado que los gatitos estuvieron graves debido a la intensidad y extensión de las quemaduras, y uno de ellos murió.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x