-Evangélicos y su voto
-Las Adelitas
-El tema del agua se desparrama

EXISTE una lucha de candidatos por los evangelistas; empezó el del PRI Sergio Carrillo, pero después los religiosos se desencantaron. Se dieron cuenta que ese priista es evangelista de dientes para afuera y la gota que derramó el vaso fue el pasado debate donde le vale el tema del aborto y otros más que atañen a ese movimiento religioso.

Ese Sergio Carrillo si estaba enfermo antes del debate, después se murió y ahora con lo de Chela Ortiz, ya está enterrado en vida. Será el hazmerreír este 6 Junio. 

Fue el candidato del PAN Marco Bonilla quien agarró a los evangelistas y otros grupos religiosos, debido a su manera de pensar en pro de la familia y temas polémicos, pero de pronto el de Morena Marco Adán Quezada se echó unos tacos de lengua con ellos, presumiendo que la sociedad de evangelistas de Chihuahua le había dado su respaldo durante una reunión que sostuvo con sus líderes.

Ni tarde ni perezosos y antes que cantara el gallo, el Frente Civil Evangélico emitió un pronunciamiento oficial en el que desmintieron haber comprometido su apoyo a ningún candidato o partido, y en cambio, llamaron a la ciudadanía a emitir un voto razonado e inteligente, por los candidatos que defienden los principios y valores de la vida, la familia y la libertad, o sea Bonilla.

DONDE de plano no hay ni pizca de creatividad es en el equipo de comunicación social de Morena, donde se invitó a una rueda de prensa con un colectivo llamado Adelitas 4T, donde mostraron su apoyo y amor al candidato a gobernador Juan Carlos Loera y su desprecio por la candidata que dicen sumó algunos millones a su cuenta privada con César Duarte y unos cuantos votos con los ahora ex candidatos que declinaron a su favor. El problema es que apenas hace unos días salió a la luz otro colectivo de nombre similar “Colectivo por la defensa del agua de las presas de Chihuahua, Adelitas”, claro llamando a no votar por Morena. Está bien que la Adelita sea una imagen de la mujer empoderada, pero deberían tener al menos un poquito de inventiva para sus nombres, caray.

Y a propósito del agua, fue uno de los temas que se pusieron en la mesa esa extraña de “negociación” denominada «Juntos defendamos Chihuahua” en la que los candidatos balines hicieron cerco a la candidata panista, incluso el presidente de la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua, Salvador Alcántar, pidió impedir que Juan Carlos Loera llegue al gubernatura según él porque la lucha por el agua “apenas inicia”. Lo que nadie parece tener claro, es que de ganar la elección el 6 de junio, la candidata que ahora arropan tendrá que hacer lo mismo que hizo el gobernador Javier Corral y que han hecho todos los gobernadores del estado desde 1944 cuando se firmó el tratado internacional de aguas, así es, María Eugenia Campos también se vería obligada a “entregar al agua de Chihuahua”, como siempre se ha hecho, solo que sin tanto circo por tantos intereses de por medio.

 

Escríbanos al correo electrónico de SIN PELOS EN LA LENGUA:  [email protected]

 

 

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x