El inspector Chávez indica que no fue hasta que Pascual Benjamín González Miranda de 36 años de edad, sufrió un paro respiratorio para que familiares accedieran a destruir la vivienda.

El destrozo de la vivienda fue de retirar el barandal y la reja de la venta para que fuera más fácil poder sacar al hombre ya que por su peso de aproximadamente 300 kilogramos era muy difícil sacarlo por la puerta.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x