Sus vecinos de la colonia Acapantzingo, en el municipio de Cuernavaca, Morelos, la conocen, la ubican por sus fraudes y sus mentiras.

Paulina Pérez Rojas, una de sus víctimas, la denunció a través de Facebook por venderle zapatos de diferente talla a la que le solicitó; Guillermina le prometió cambiar el calzado y la embaucó nuevamente, ahora, con el ingreso a una tanda; dio los primeros 200 pesos. Dinero y zapatos se esfumaron, la mujer ya no respondió a sus llamadas telefónicas.

La cadena de engaños quedó al descubierto y con ello, otras estafas. Resulta que el lote de calzado era parte de otro fraude…

Zoe conoció a la embustera, quien le contó que padecía un cáncer terminal y se ayudaba vendiendo cosas, así fue como le ofreció un televisor. Adquirió el aparato y cubrió su costo.

La confianza que supo ganarse, le permitió a doña Guille saber que Zoe iba a cerrar su zapatería, así que la convenció para quedarse con un lote de 100 pares y ni adiós dijo, la mujer se fue con el calzado y el dinero del televisor.

Sobre la lavandería, se supo que fue despedida del negocio, del que sacó provecho al quedarse con varias de las lavadoras, por lo que fue demandada.

Los usuario en redes sociales se han encargado de dar difusión a la denuncia con el hashtag #LadyTandas y siguen surgiendo quejosos.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x