Las gemelas Mónica y Sabrina Flores tuvieron el privilegio de compartir la cancha en el mismo partido, pero defendieron diferentes colores. Mónica decidió jugar para México y su hermana para Estados Unidos.

Como ya es común dentro del balompié mexicano, muchas y muchos de los seleccionados nacionales, viven o comenzaron su carrera en Estados Unidos pero son de padres mexicanos. En este caso especificamente, ambas jugadoras residen en Estados Unidos, pero solo una de ellas optó por defender los colores de México, país de donde son originarios sus padres.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x