La ceremonia se logró gracias al apoyo de la Fiscalía General del Estado (FGE) que en coordinación con el Instituto Chihuahuense de Educación para los Adultos (ICHEA), instalaron los grupos de estudio para ofrecer la atención educativa a quienes, por cualquiera que sea la razón, deben permanecer internos purgando una condena.

Esta estrategia busca reducir el rezago educativo y el analfabetismo, y a su vez disminuir la reincidencia delictiva e impulsar la reinserción social, explicó Eberto Javalera Lino, director general del ICHEA.

En el evento al interior del penal, se entregaron 15 constancias de alfabetización indígena, 14 de alfabetización en español y 30 constancias a quienes ya dominan la lecto-escritura y las matemáticas básicas, además de 7 certificados de primaria y secundaria a los jóvenes y adultos que permanecen dentro del centro penitenciario.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x