Asimismo, indicaron que 22 guardias asignados a la protección de la Mina, nunca fueron retenidos; declaración que fue corroborada por agentes de la Fiscalía General del Estado, quienes llevaron a cabo las investigaciones que confirman que el sujeto inventó lo de la privación y la gente armada para que no repercutiera en su trabajo.

En las indagatorias ministeriales se estableció que el pasado jueves 17 del presente mes, los agentes de la Policía Estatal atendieron un supuesto reporte en torno a una persona privada de su libertad de quien informaban se encontraba en la mina lesionado y a salvo.

En las instalaciones de la empresa Minera, se entrevistaron con Alberto Cazares Pérez, supervisor de la empresa de seguridad SECORP, quien dio a conocer que iba manejando una pick up línea Frontier, color blanco, modelo 2017, cuando en el camino le salieron cuatro personas encapuchadas y armadas.

Narró que se volcaron por el exceso de velocidad, y que uno de sus captores había resultado con una pierna casi amputada, que se lo habían llevado los demás sujetos, y que él pidió ayuda.

Ante tal versión, los agentes realizaron un rastreo hemático en el vehículo, sin localizar sangre abundante, solo unas gotas de las heridas que el mismo supervisor se provocó en el accidente.

Para lo cual, el examen médico que se le practicó, determinó que no presenta lesiones graves, solo golpes leves y al estar siendo entrevistado se apreció que estaba bajo los efectos de una droga.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x