– Hipocresía e incongruencia de Villarreal
– No sirvieron buenas calificaciones
-Los agitadores de Sacramento son…
-El mártir de Morena y Omar

LA política en México se ha convertido en un sucio juego de incongruencias e hipocresías. En el colmo, el diputado panista Jesús Villareal dijo que pedirán una aclaración sobre el presunto caso de nepotismo en la Secretaría del Bienestar en algunas regiones del estado, donde se dice hay familiares de funcionarios trabajando como si nada.

El presidente del Congreso del Estado parece olvidar todos los casos que fueron señalados al inicio de la administración actual donde hermanos, parientes, esposas y más de personas como César Jáuregui Robles; Gustavo Madero Muñoz; Arturo Fuentes Vélez; Rocío Reza Gallegos; Víctor Quintana Silveyra; Antonio Pinedo Cornejo y Cinthia Chavira, trabajan dentro del Gobierno del Estado. El diputado olvida además voltear a lado suyo para ver nada menos que a su yerno Alfonso Chávez, quien trabaja con él como asistente Lo anterior es el ejemplo más vivo de la hipocresía y la incongruencia que anida en el seno de la llamada “clase política”. Pero siguen creyendo que la ciudadanía no se da cuenta. Qué pena de presidente del poder legislativo tenemos.

TRAS la aprobación de dos magistrados del Tribunal Estatal de Justicia Administrativa, quedó demostrado una vez que los procesos de selección de puestos similares no son más que una simulación para cubrir las apariencias.

De otra forma no puede explicarse que las personas que obtuvieron las más altas calificaciones tanto en el examen como en la entrevista, no se hayan acercado siquiera a la votación requerida. Personas como Karla Esmeralda Reyes, quien en el examen obtuvo calificación de 91 y en la entrevista de 83, no obtuvo siquiera un voto de los diputados; y al contrario, Alejandro Tavarez fue elegido a pesar de que obtuvo un 75 en el examen y un 57 en la entrevista. Si al final los legisladores van a votar por quien se les indique, deberían evitarse todos esos procesos o aprender a operar mejor las simulaciones.

 

POCO a poco ha ido saliendo a la luz que el enfrentamiento que se suscitó entre pobladores del Ejido Sacramento y elementos de la Policía Estatal. Todo estuvo planeado por Fernando Flores, vecino de Sacramento, y Víctor Juanes, representante social del ejido Ocampo, así como agitadores que integran las comunidades de los Ejidos.

Incluso se sabe que Flores desde hace tiempo mantiene conflictos no solamente con el Gobierno del Estado, sino con varios ejidatarios a quienes trata de robarles el agua o de querer apoderarse de sus pozos.

Resulta Pues que en el caso del autonombrado activista social es una “fichita” que en otras ocasiones también ha utilizado a los ejidatarios de Sacramento para sus fines personales.

Y es que en estos momentos dicha persona es apoyado abiertamente por el partido Morena quién le patrocina precisamente sus movilizaciones, aunque en estas se utilice de por medio la necesidad de los ejidatarios.

INCONCLUSO hay decenas de ejidatarios que aseguran que fue gente del propio Fernando Flores quién alertó a la Comisión Estatal de Seguridad (CES) Cuando comenzaron a retirar los muros de contención para que llegaran rápidamente y se armará los golpes.

Obviamente uno de los más beneficiados con el problema de los ejidatarios en Sacramento y el campo es el diputado de Morena, Miguel Ángel Colunga, pues consiguió convertirse en el mártir al obtener el apoyo y simpatía de un sector más amplio de la ciudadanía.

Por tal motivo en los siguientes días un grupo de jóvenes de Morena realizarán diversas acciones en contra del Gobierno del Estado so pretexto de la agresión que sufrió el legislador por parte de elementos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES).

Los enterados aseguran que dichas movilizaciones y manifestaciones tendrán como finalidad de nueva cuenta provocar a los uniformados, quien por cierto al parecer no tienen la capacitación o profesionalismo de manejar a los provocadores al primer empujón que reciben empiezan también con el abuso policial.

Se sabe que detrás de las movilizaciones que se preparan por parte de los jóvenes está el presidente del consejo estatal de Morena, Omar Holguin Franco, quien busca a toda manera figurar en la escena pública al no superar su despido en el Congreso del Estado y menos qué nadie lo respaldó cuando lo corrieron de la Torre Legislativa, ni el propio coordinador, Miguel Ángel Colunga.

 

Escríbanos al correo electrónico de SIN PELOS EN LA LENGUA:  [email protected]

Related Post