-Inicia campaña…hablando de su vinculación
-Maru mantiene su furia vs. varones
-Graciela Ortiz es ‘yo corrupta, pero aborrezco la corrupción’

PUES iniciaron las campañas a la gubernatura, y María Eugenia Maru Campos Galván n ha dejado de hablar de su vinculación a proceso.

A dejado en claro que a pesar de acreditarse el desvío de recursos de la Secretaría de Hacienda y la entrega de dinero por una “nómina secreta”, validando así las pruebas entregadas por el Ministerio Público, sus derechos políticos no se ven afectados.

La vinculación a proceso es por el delito de cohecho en consumación continuada a título de autores, tanto para la alcaldesa con licencia, así como para una ex diputada del Partido Verde, María Ávila Serna, quien también ha dejado en claro que su vinculación no amerita que se aleje de Verde pues no significa culpabilidad, ni mucho menos una sentencia, pues dicho proceso no es vinculante para una responsabilidad penal, ni quiere decir que el ministerio público tenga la razón de lo que acusa.

Otra cosa que recalcó el juez es que dicha acción no altera el trato de presunción de inocencia que se debe guardar sobre su persona, ya que falta tiempo para que se desahoguen las investigaciones.

Maru Campos y César Duarte durante una sesión de la Cámara de Diputados.

 

 

HABLANDO de iniciar campañas, se esperan más lluvia de denuncias ante el Instituto Estatal Electoral (IEE), sobre todo del lado moreno.

Tan solo en las precampañas e intercampañas, se recibieron más de 26 denuncias de todo tipo, entre los que destacan el uso de cursos públicos en propaganda institucional con fines electorales. Así mismo actos anticipados de campaña, pero a pesar de ello, solo un caso fue llevado hasta el Tribunal Estatal Electoral (TEE) y no hay fecha para los demás se solucionen.

Llama la atención una de Maru Campos mantiene su furia feminista contra tres personajes varones que se según ella, se encuentran haciendo “todo lo posible” para impedir que llegue a la gubernatura de Chihuahua. Uno es Javier Corral, seguido de César Augusto Peniche, fiscal del estado, y Gustavo Madero Muñoz (su ex contendiente en las elecciones internas).

Con ello, la candidata del PAN/PRD mantiene su coraje contra el gobernador del estado por cometerle violencia política de género en su contra.

GRACIELA Ortiz, la otra candidata acusada de agarrar lana de César Duarte, inicio su campaña con un parecido “yo corrupta, aborrezco al corrupción”.

Bien dice un activista que la candidata de PRI a la gubernatura fue quién también guardó silencio absoluto frente al crimen artero de Marisela Escobedo y jamás ha tocado, ni con el pétalo de una rosa, a César Duarte en el tema de la corrupción, como tampoco lo ha hecho precisamente con el tema de la Casa Blanca de Enrique Peña Nieto, o la de Malinalco, de Luis Videgaray, que son emblemáticos o simples puntas de iceberg de la profunda corrupción que lacera al país. Y con esos antecedentes, viene a engañar a Chihuahua, ofreciendo combate a las metástasis de la corrupción de la que ella es producto

Graciela Ortiz busca agarrarse del desgaste que traen los demás candidatos, como en el caso de Juan Carlos Loera con el tema de agua al buscar enfrentarlo en un debate, pero no es tan sencillo capitalizarlo cuando viene de un pasado oscuro de corrupción formando parte de la llamada “nómina secreta” del exgobernador de Chihuahua, César Duarte, revelado por el Ministerio Público, durante la audiencia de formulación de imputación contra la Alcaldesa con licencia de Chihuahua, María Eugenia Campos.

 

Escríbanos al correo electrónico de SIN PELOS EN LA LENGUA:  [email protected]

 

 

 

 

 

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x