El dirigente estatal del PAN advirtió que César Duarte se negó a dar la cara a los chihuahuenses con un mensaje final de su gobierno, pues su descrédito ha descendido a tal nivel que el rechazo popular ya le significa incluso un riesgo de seguridad personal.

“Sabe que está en grave riesgo su libertad y que la justicia muy pronto habrá de alcanzarlo para cobrarle cada acto de corrupción que cometió durante su mandato; lo sabe y por eso se ha negado a hablar de cara a los legisladores en el Congreso del Estado, como se resistirá a presidir el tradicional grito de independencia”.

Agregó que el gobernador Duarte encabezó un gobierno plagado de mentiras que a fuerza de repetirlas pretendió convertir en realidad; obras caras e inconclusas, promesas incumplidas: las 13 presas que desde su toma de protesta se anunciaron y que jamás se concretaron, el teleférico de Parral o el aeropuerto de Creel, son muestra de ello. «La seguridad tan presumida como ausente para los chihuahuenses de bien y la rampante corrupción que se desparramó por todo el aparato estatal empezando por el jefe que puso el mal ejemplo».

Puntualizó que la realidad alcanzó al mandatario estatal antes de terminar su gobierno. “La falacia de una seguridad cimentada en “acuerdos” indebidos que ya se rompieron, la quiebra gubernamental provocada por la corrupción y el fracaso de un gobierno ahogado en el endeudamiento y la incapacidad, cada uno de estos títulos deberán integrar el índice de su sexto informe”.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x