La festejada recibió saludos del presidente italiano y recibió la visita de dos sobrinas que la acompañaron a partir su pastel junto con algunos periodistas y su médico de cabecera.

«Me siento feliz de cumplir los 117», dijo Morano a su médico, el doctor Carlo Bava.

«Quién lo hubiera dicho», dijo el médico. «Cuando eras joven te decían que eras débil y enfermiza».

«Sí, sí», respondió Morano.

Morano, al parecer es la última persona en el mundo nacida en la década de 1890. Ella vive en Verbania, un municipio italiano, capital de la provincia del Verbano-Cusio-Ossola.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x