Nuestra historia comienza con Mat Jones, un surfista de Australia que dejo su nuevo iPhone 7 debajo de varias prendas dentro de su coche mientras tomaba una lección en la playa.

Gran sorpresa se llevo al ver que surgía una gran cantidad de humo del vehiculo, donde encontró quemados los pantalones que envolvían el equipo; además como se ve en la imagen, la parte delantera del vehiculo sufrió bastantes daños.

Jones asegura que su equipo, que había adquirido apenas hace una semana, no había sufrido ningún golpe o que se haya utilizado un cargador falso en el.

Apple tiene conocimiento del incidente pero no ha hecho comentario alguno al respecto.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x