De acuerdo a Defense One, que tradujo un artículo en el Baghdad Post, las fuerzas militares de Irak están preparando un vehículo robótico armado para combatir al Estado Islámico. El vehículo, con el nombre de Alrobot (robot en arábigo), tiene el tamaño de un auto pequeño y puede ser controlado por un humano a medida que arremete contra el enemigo.

Claro que el uso de vehículos sin tripulación para acabar con los enemigos no es nada nuevo en la guerra. En los últimos años, las áreas bélicas de todo el mundo han sido impactadas con ataques de drones, muchos de los cuales han venido de E.U. y otras naciones de Occidente.

En este caso, de acuerdo a Defense One, el Alrobot fue desarrollado por dos hermanos anónimos. Se controla (desde distancias de 0.96km) por una laptop que se comunica con su computadora a borda y le dice a dónde ir y cuándo disparar. Cuatro cámaras le dan a los operadores una vista de los alrededores y controlan su ametralladora automática y cohetes Katyusha.

Aunque no está claro exactamente cuántos Alrobots están actualmente en existencia, Defense One dice que al menos uno parece listo para pelear en Mosul, donde ISIS ha tomado el control de la ciudad.

Lo más interesante es que no sería el primer robot en encontrar su camino a Irak. En 2007, el ejército de los E.U. usó tres robots armados, llamados Special Weapons Observation Reconaissance Detection System (SWORDS). Su meta era conducir reconocimiento del campo de batalla y, de ser necesario, dispararle a los enemigos. Sin embargo, se cree que nunca dispararon porque el arma del robot se empezó a mover cuando no lo tenía que hacer, convirtiéndolo en una amenaza para la seguridad.

Related Post