Ya han pasado 20 años desde el trágico suceso, cuando una llamada de auxilio de una madre desesperada desde el teléfono de su lujosa casa dijo: “Socorro, se han llevado a mi hija. Y han dejado una nota pidiendo un rescate”.

A las 5:40 del día después de l Navidad de 1996, la policía y el FBI se dirigieron a la mansión de cuatro plantas. También varios amigos de la pareja y el reverendo de la comunidad.

A las 12.00 horas una de las encargadas de la investigación, pidió al padre de JonBenét, que recorriera toda la casa para comprobar si había algo fuera de lo normal. Lo que hizo acompañado de un amigo del matrimonio.

La edición americana de la revista Vanity Fair publicó en un reportaje de 1997 la secuencia de los hechos narrada por la detective. «El señor Ramsey fue directamente al sótano, que tenía varias habitaciones, y se dirigió a una de ellas. Allí estaba el cádaver de la niña, tapado con una manta». Desde ese momento lo que parecía un secuestro se convirtió en un asesinato: el padre cogió en brazos el cuerpo de JonBenét y contaminó pruebas y la casa pasó a ser escenario de un crimen por el que se habían paseado 9 personas sin control.

En ese momento inició el caos, Los expertos no se explicaban ¿cómo fue posible que hubieran matado a la niña sin que los padres se dieran cuenta? ¿Por qué se negaron a colaborar en los primeros meses de la investigación? ¿Por qué contrataron de inmediato dos equipos de abogados?

Ninguna de las teorías manejadas por los investigadores se pudieron comprobar: la primera que el asesino estaba dentro de la familia y la segunda que un intruso se introdujo a la casa a través de la ventana y mató a la niña.

Hasta hoy es el crimen perfecto. Uno de los misterios sin resolver más famosos en la historia de los Estados Unidos, sólo comparable con el asesinato de OJ Simpson.

La pregunta de ¿quién es el autor del crimen? Quedó en el aire. Por lo que la cadena CBS a través del serial The Case of: JonBenét Ramsey en seis capítulos intenta descubrir el enigma.

La especulaciones fueron muchas: que Patsy golpeó a la niña accidentalmente y luego intentó simular un secuestro, que el padre fue el autor del asesinato, que el pequeño Burke Ramsey, de 9 años, conocía lo que pasó… La prensa publicó todas las hipótesis (incluida la de que un intruso hubiera entrado en la casa).

Ninguna se pudo demostrar. Los restos de ADN no fueron concluyentes: en el cuerpo de JonBenét había restos, pero no coincidían con ningún perfil. La policía exoneró a los padres de cualquier responsabilidad y les pidió perdón públicamente.

El punto que causó mayor controversia fue la nota de rescate, la cual exigía 118 mil dólares para liberar a la niña. Los presuntos secuestradores no volvieron a ar señales de vida y el FBI concluyó que el autor de la nota era la madre de la pequeña, nunca la responsabilizaron de ello y ‘Patsy’ murió de cáncer en 2006. El padre y el hermano de JonBenét el día de hoy llevan una vida discreta por separado, fuera del estado de Colorado.

La serie viene avalada por el productor Tom Forman, ganador de un Emmy. Sus directores han conseguido reunir a varios investigadores que trabajaron en el caso, entrevistar a amigos de la familia y a la mujer que atendió la llamada de Patsy al 911. También han reconstruido el interior de la casa a tamaño real tal cual estaba la noche del 26 de diciembre de 1996. La cadena asegura que lo que se cuenta en la serie, de ocho horas de duración, dará un giro al caso.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x