El escolta se encargaba de la seguridad del matrimonio formado por Kardashian y Kanye West desde hacía tres años, pero el robo a mano armada que sufrió la estrella de la televisión en su hotel de París ha provocado una revisión completa de su servicio de seguridad de la que ya se están viendo resultados.

Una fuente citada por el programa de televisión Entertaiment Today asegura que Duvier no ha sido el único que ha sido dado de baja.

La estrella del reality acudió este miércoles y contra todo pronóstico a la fiesta del 21 cumpleaños de su hermana Kendall Jenner, una celebración privada a la que accedió por la puerta de atrás y sin joyas.

Acompañaban a Kardashian tres policías fuera de servicio contratados específicamente para esa noche.

En la madrugada del lunes 3 de octubre, cinco hombres armados entraron en el hotel y dos de ellos accedieron hasta la habitación de Kim Kardashian en París. La ataron, la encerraron en el baño y le robaron sus joyas valoradas en unos 16 millones de dólares (algo más de 14 millones de euros).

La estadounidense se encontraba en París para la Semana de la Moda de la capital francesa con sus hermanas Kourtney Kardashian y Kendall Jenner y también estaba en la ciudad su madre Kris Jenner. Su marido estaba en Nueva York en un concierto que interrumpió en cuanto le notificaron lo que le había ocurrido a su esposa.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x